Los niños bajo el paraguas

Donada por la ilustre gaditana y benefactora Familia Aramburu a comienzos del siglo XX y que antes de estar en el Parque, se encontraba en el patio principal de la casa palacio familiar en la Plaza de San Antonio, hasta  que en 1907, los propietarios realizan unas obras para adaptar la casa al gusto modernista de la época como regalo de bodas para una sobrina que iba a vivir en la casa. En su lugar se construyó la escalera de mármol que actualmente se puede ver en el edificio.

La fuente fue adquirida en París en ocasión de un viaje de negocios de la familia Aramburu. Tras su donación a la ciudad, fue instalada en el Parque de Genovés, aunque no en su sitio actual sino justo a la puerta de entrada que existe en el Paseo de Santa Bárbara, para pasar en la década de los 60 del pasado siglo al lugar actual.

Esta Fuente de los Niños del Paraguas representa la alegoría de un cuento. Los niños del paraguas del Parque de Genovés se llaman Pablo y Virginia, nombres inspirados en la novela del mismo nombre publicada en 1787 y escrita por Jacques-Henri Bernardin de Saint-Pierre, la cual narra la historia de Pablo y Virginia, dos amigos de la infancia que se enamoran inocentemente pero terminan muriendo de forma trágica cuando naufraga el barco “Le Saint-Geran” en el que viajaban. Todo ello está basado en un hecho real que sucedió en el año 1744.

Existe en París, en el jardín botánico ‘Jardín des Plantes’, un monumento dedicado a este escritor, en cuya base figuran también nuestros niños, Pablo y Virginia, acompañados por un perro y no por un paraguas, y ya como adultos.