Árbol coral

Su floración espectacular y su adaptabilidad a los climas subtropicales y mediterráneos libres de heladas de todo el mundo la han convertido en una de las plantas más bonitas de la flora sudafricana.

Las flores de la Erythrina caffra son de un intenso y luminoso color rojo anaranjado. Su acertado nombre científico la define a la perfección: Erythrina del griego erythros que significa rojo y caffra que es el nombre latino de la región africana de los cafres de donde es nativo, es decir, de Sudáfrica.

Las flores se abren antes que las hojas, lo que realza todavía más la belleza de la floración. Éste árbol puede alcanzar los 12 metros de altura en cultivo y hasta 20 metros en su hábitat natural. Los ejemplares más espectaculares se encuentran en el Alexandria Forest que forma parte del Addo Elephant National Park de la región de El Cabo. Sus ramas están protegidas por espinas cortas y gruesas. Las hojas son trifoliadas. La madera es quebradiza y ligera, por lo que conviene sembrarlo en un lugar resguardado de los fuertes vientos.

Las flores no producen ningún perfume. Los polinizadores, principalmente aves, son atraídos por el llamativo color rojo de los pétalos y por la recompensa del nutritivo néctar que las flores producen en abundancia.

Cada árbol produce 160 litros de néctar. El esfuerzo de la Erythrina caffra para asegurar la siguiente generación es realmente titánico.

Ha sido demostrada la polinización de las flores de esta leguminosa por los estorninos de la especie Onychocnathus morio, los ruiseñores del géneroPycnonotus sp., los tejedores amarillos de la especie Ploceus subaureus, los pájaros sol del género Nectarinia sp., las oropéndolas del género Orioles sp., y muchas otras aves que en plena primavera se pueden ver en bandadas de cientos de individuos visitando los árboles en flor.