Aligustre

Ligustrum japonicum es una especie de planta de flores perteneciente a la familia Oleaceae.

Tiene un porte bajo o medio, 8-10 metros de alto como máximo. Aunque generalmente no pasa de los 5 metros y frecuentemente se presenta en forma arbustiva, sirviendo entonces para formar setos. Cuando se presenta en forma de árbol, las ramillas rectas y lisas, forman una copa cónica globosa con un follaje denso.

Puede vivir en cualquier tipo de suelos, aunque se desarrolla mejor en los terrenos frescos y arenosos. Es resistente a la sequía y a las heladas no muy severas, aunque le perjudican un poco. Tolera las zonas de sombra, aunque crece mejor en las zonas soleadas. Tiene resistencia a la salinidad del suelo. Soporta fácilmente la poda.

Tiene un crecimiento de rápido a medio, y vive alrededor del siglo.

La denominación científica del género, viene de la que ya le diera Plinio el Viejo como derivado del verbo latino lĭgo,āre (atar), debido a que las ramillas jóvenes, por su flexibilidad, sirven para atar.

Las hojas son perennes, aunque en los años fríos pueden llegar a perder bastante follaje. Son opuestas, simples, enteras, ovaladas, de ápice acuminado, con 4-10 cm de largo, con un pecíolo corto (de 1-1,5 cm.) y de base cuneada o ligeramente redondeada. El nervio central es muy evidente. El color es verde oscuro y brillante en el haz y de un tono más pálido y opaco por el envés.

Las flores son pequeñas, numerosas, de coloración blanquecina, amarillenta o verdosa, algo olorosas y están agrupadas en ramilletes terminales (tirsos). Son hermafroditas y florecen a finales de primavera o a principios de verano.

El fruto crece en racimo, son pequeñas drupas globosas y jugosas (bayas) de color negro-azulado, del tamaño de un guisante, de sabor muy amargo. Son tóxicos. Fructifica a finales del verano, de septiembre a octubre y después permanecen mucho tiempo sobre el árbol. Algunas veces se han utilizado como colorantes en vinos.