Palmera de abanico china

El nombre del género está dedicado a Patrick Murray, barón de Livingstone, que ya en 1680 disponía de un jardín muy rico en plantas exóticas y que se convirtió en el núcleo del posterior Jardín Botánico de Edimburgo. El nombre específico hace referencia a su lugar de origen.

Esta palmera, de porte elegante, puede alcanzar una altura considerable. El tronco se ensancha en la base cuando es vieja, siendo su corteza lisa, algo anillada y de color pardo rojizo. Las hojas son de color verde amarillento palmeadas  y con un pecíolo largo y espinoso en los bordes. La floración se realiza con flores pequeñas en racimos colgantes entre las hojas y son poco vistosas. El fruto es una drupa redonda de 2 cm. de diámetro, carnosa y con una sola semilla en su interior. El fruto es azul verdoso pasando a negro en la madurez.

Su propagación es por semillas y es una especie de crecimiento lento. Su uso principal es ornamental, utilizándose en jardinería en zonas de clima mediterráneo por su adaptación a él. En China se usa para fabricar abanicos.

Pueden observarse ejemplares de gran valor en Cádiz en los jardines de la Plaza de Mina, Parque Genovés, y Plaza de Candelaria.