Columela

Lucius Junius Moderatus, de sobrenombre Columela, fue un escritor agronómico y militar romano, nacido en Gades (Cádiz), en el año 4 d.C. De familia acomodada, realiza el cursus honorum con brillantez, llegando a ser tribuno en la Legio VI Ferrata destinada en Siria y el Ponto.

Desde su infancia, Columela fue instruido en el amor por la naturaleza y la agricultura y ganadería. De hecho, su familia poseía tierras en lo que hoy sería Jerez y en la Península Itálica, que Columela heredaría mas tarde. Este amor propició que en sus numerosos viajes por el imperio, Columela fuese recopilando todos los datos y prácticas que veía hasta llegar a Cartago, donde se interesó por los manuscritos de Magon.

Al terminar su servicio militar se asienta en Roma, donde pone en práctica todas las habilidades aprendidas, para después recopilarlas en varias obras. Su obra es considerada el repertorio más amplio y documentado sobre agricultura romana. Comprende 12 libros, publicados sucesivamente, y a los que probablemente precedió otra obra más breve en tres o cuatro libros. Hasta nuestros días, nos ha llegado De arboribus (Libro de los árboles) y De res rusticae (Sobre la Agricultura).

El De arboribus trata sobre cultivos arbustivos como la vid, árboles como el olivo o los frutales, e incluso flores como la violeta o la rosa, en el que da consejos diversos para el cuidado de los mismos.

 

Su obra De res rusticae, es considerada como el más completo tratado de agricultura y de producción y sanidad animal de la antigüedad, y contiene máximas, y normas, que nos sorprenden dos mil años después de escritas. En él, Columela hace un estudio de la agricultura en general, el laboreo de los campos, la viticultura y arboricultura de frutales, ganadería, avicultura, piscicultura, temas veterinarios, la elaboración de productos y conservas, la invocación y los sacrificios pertinentes para el buen desarrollo del campo, el tratamiento de las tierras, el calendario, incluso hasta el papel de la mujer como colaboradora y parte activa.

Sus conocimientos sobre agronomía tuvieron gran influjo sobre posteriores autores en la materia, como Plinio el Viejo, el tratadista de jardinería y veterinaria Gargilio Marcial, el veterinario Pelagonio y, sobre todo, Paladio.

Amigo íntimo de Séneca, conoció de primera mano a Tiberio, Caligula, Claudio o Nerón. Fue, además, un preciso historiador, un positivo filósofo y un inspirado poeta, como demuestra fehacientemente su obra.