Chorisia, Palo Borracho, Palo Rosa

El género está dedicado a J.L. Choris, artista y compañero de viaje del naturalista Kotzebue. Speciosa, alude a la belleza de sus flores.

Originarios del nordeste de Argentina, Paraguay y Brasil.

Árbol caducifolio que alcanza 5-10 m de altura, con el tronco recto, liso, verdoso, que contiene clorofila y es capaz de realizar la función clorofílica cuando le faltan las hojas en la época seca de base hinchada, recubierto de espinas cónicas y gruesas de hasta 2 metros de diámetro con forma de botella, que le sirve para almacenar agua y resistir varios meses de sequía, siendo capaz de almacenar el rocío que cae por sus ramas.

Las ramas son horizontales, espinosas, hojas palmeadas, alternas y compuestas por 5-7 folíolos alargadas y lanceoladas, que se caen durante el período seco, de un largo pecíolo.

Flores de 12-15 cm de diámetro, terminales, solitarias o agrupadas. Cáliz acampanado, con 5 pétalos, de color rosa púrpura en el exterior y blanco en el interior, acabando en amarillo, recuerda a los hibiscos. Florece desde primavera a otoño. El néctar de sus flores sirve de alimento a los colibríes. Fruto en cápsula grande, gruesa, con semillas de color negro recubiertas de una pelusa parecida al algodón que germinan con facilidad. No son comestibles, tiernas la comen las cotorras.

De crecimiento rápido, resistente a la sequía y poco exigente en suelos.

Especie bien adaptada al clima de Cádiz, donde crecen excelentes ejemplares en los jardines del Parque Genovés, Plaza de España, Parque de Varela, Plaza de Asdrúbal, jardines de la Avenida Ramón de Carranza.