Washingtonia mejicana

Esta palmera recibió este nombre genérico en honor a George Washington. Y su nombre específico del latin «robustus», resistente

Presenta un tronco más fino que Washingtonia filífera y ensanchado en la base, de color grisáceo, liso y cubierto por restos de hojas en su parte superior. A pesar del nombre de la especie es una palma alta y esbelta, hasta 22 m de altura.

Sus hojas poseen cortos pecíolos y son palmeadas en forma de abanico, de hasta 1m de anchura. Las inflorescencias son ramificadas y colgantes, brotan de las axilas de las hojas inferiores, siendo las flores cremas y pequeñas. Los frutos son esféricos, pequeños, de color pardo oscuro.

Se propaga por semillas y es de crecimiento más rápido que W.Filífera, soporta menos el frío que ésta (-8ºC). No requiere suelos de naturaleza determinada, sino un clima de temperaturas moderadas y cierta humedad. Puede producir híbridos con W.filífera

Procede del noroeste de Méjico, Sur de Sonora y baja California.

Utilizada en jardinería  en el este y sur de la península como planta ornamental en parques frecuentemente formando agrupaciones. En Cádiz existen numerosos ejemplares que pueden observarse en Parque Genovés, Alameda de Apodaca, Plaza de España, Paseo Marítimo y Parque de los Cinco Continentes.