Platanero. Banano.

La palabra plátano proviene del griego πλατανος (platanos) a través del latín platanus. La raíz πλατος (platos = plano, ancho) se refiere a la anchura de sus hojas. Se llama igualmente plátano a otras especies vegetales que, siendo muy diferentes, comparten como característica común la anchura y planitud de sus hojas.

La palabra musa proviene del árabe موزة (mawza, pronunciado mūza) que el latín translitera como musa. La enciclopedia de Avicena El canon de medicina se refiere al fruto con esta palabra ya en el siglo XI. Las plantas de este género, originarias del sudeste asiático, fueron introducidas en Europa (y posteriormente en América) a través del norte de África, muy probablemente por mercaderes arabófonos, y recibieron inicialmente este nombre también en las lenguas europeas. Linneo (1707-1778) lo adopta como nombre científico en su libro Species Plantarum, publicado en 1753.

La palabra banana proviene igualmente del árabe بنانة (banānah) plural ­­colectivo que significa dedos. Un racimo de plátanos se denomina en muchos lugares una mano, y por la misma analogía se dice en árabe بنانة الموز (banānat al-mawz), que literalmente sería dedo de plátano, para referirse a cada una de las vainas. Por metonimia, banana pasa a significar el propio fruto, inicialmente en África occidental (wólof) y central (bantú), desde donde viaja a Canarias, y de ahí a América.

Así pues, plátano se refiere inicialmente a la planta, musa al género, y banana al fruto. Sin embargo, hay distintos usos locales de estos términos en los distintos países hispanohablantes.

Este grupo de vegetales conforma la fruta intertropical más consumida del mundo. Se trata de una falsa baya, de forma falcada o elongada, que crece en racimos de hasta 400 unidades y 50 kg de peso.

El volumen de producción de bananas y plátanos sólo es superado por el trigo (Triticum spp.), el arroz (Oryza sativa) y el maíz (Zea mays).

El banano no es un árbol, sino una megaforbia, una hierba perenne de gran tamaño. Como las demás especies de Musa, carece de verdadero tronco. En su lugar, posee vainas foliares que se desarrollan formando estructuras llamadas pseudotallos, similares a fustes verticales de hasta 30 cm de diámetro basal que no son leñosos, y alcanzan los 7 m de altura.

Las hojas de banana se cuentan entre las más grandes del reino vegetal. se despliegan hasta alcanzar 3 m de largo y 60 cm de ancho.

El banano moderno es un cultivo, probablemente originario de la región indomalaya. Desde Indonesia se propagaron hacia el sur y el oeste, alcanzando Hawái y la Polinesia por etapas. Los comerciantes europeos llevaron noticias del árbol a Europa alrededor del siglo III a. C., pero no lo introdujeron hasta el siglo X. De las plantaciones de África Occidental los colonizadores portugueses lo llevarían a Sudamérica en el siglo XVI.