Álamo negro

El álamo negro de Norteamérica (Populus deltoides), es un árbol nativo de Norteamérica, que crece en el este, centro y sur de Estados Unidos, también en la parte sur de Canadá y el norte de México.

Populus es el antiguo nombre latino del chopo o álamo. Deltoides alude a la forma triangular o deltoide de sus hojas.

Este árbol es capaz de vivir normalmente de 70 a 100 años. Presenta un tronco recto, hojas simples, alternas, anchamente lanceoladas con el ápice agudo, pecíolos largos. Es un árbol dióico, es decir, las flores masculinas están en un árbol y las femeninas en otro distinto.

Estos árboles son plantados para fijar dunas en los programas de control de erosión. Son también buenos como especies pioneras, ya que crecen rápidamente y así proveen con un buen hábitat la introducción de otros árboles.

Su madera es blanda y porosa por lo que se puede emplear en cuestiones de carpintería ligera o decoración, como leña no se suele usar debido a su baja calidad. Su corteza posee una gran cantidad de taninos, ácido gálico, ácido málico y salicina, las cuales le confieren propiedades medicinales.

Algunas variedades del álamo negro han comenzado a escasear en años recientes, como la subespecie betulifolia de Inglaterra e Irlanda, de la cual se estima que sólo quedan 7000 ejemplares.